¿POR QUÉ CREAR UNA PLATAFORMA? PDF Imprimir E-Mail
Indice de Artículos
¿POR QUÉ CREAR UNA PLATAFORMA?
Página 2
1.Porque para defender los derechos la gente se tienen que unir.
2.Porque entendemos que el Estado tiene una responsabilidad clave en este asunto
 · Bien por 26 años de falta de control e intervención.
 · Bien por no estar justificado.
3.Porque para que el Estado reaccione se necesita una acción global y a nivel nacional.
4.Porque las opciones que nos hemos encontrado en la sociedad son las siguientes.
5.Porque no queremos nada más que el fin para el que se crea mientras que otras asociaciones persiguen muchos otros fines

1. Porque para defender nuestros derechos nos tenemos que unir.

Es imposible que realizando actuaciones individuales se consigan soluciones para todos.
Uno solo se siente débil y abandona la lucha. No tiene nadie con quien compartir su sensación de esfuerzo.
Entre muchos es más fácil encontrar soluciones y alternativas.
Somos 400.000 afectados directos, que si sumamos nuestras familias somos más de un millón de personas.
Nunca antes hubo una circunstancia que afectara a tantas personas a la vez. Además cuantos más seamos más fácil será establecer turnos de cara a la presencia social, relevo en la ocupación de cargos, dedicación…
Además cualquier contratación de profesionales de reconocido prestigio se puede hacer de forma más económica e independiente si somos muchos que si uno a uno trata de buscar la mejor representación.

2. Porque entendemos que el Estado tiene una responsabilidad clave en este asunto.

A. Bien por 26 años de falta de control e intervención.

A nadie se le puede achacar falta de diligencia a la hora de contratar este tipo de productos. Hagamos una reflexión:

- Se trata de empresas con 26 años en el mercado.
- Tienen presencia en las principales calles de nuestras ciudades.
- Tenían una presencia en los medios muy importante. Continuamente aparecían noticias que describían lo solvente y atractivo de este negocio. Existiendo más de 2000 apariciones  anuales en la prensa escrita mundial, cadenas de radio, televisiones, publicaciones especializadas haciéndose eco de los más relevantes acontecimientos relacionados con ambas empresas y recomendando las compañías, o bien cualquiera de sus inversiones, etc.
- Han recibido numerosos premios de reconocimiento por su trayectoria.
- Todas sus actividades de patrocinio cultural, colaboraciones con museos, organizaciones humanitarias, instituciones, se han realizado públicamente y de forma continua hasta el último momento antes de ser intervenidas.
- Realizaban actividades conjuntas con muchas Universidades. Hasta el punto que había una cátedra dedicada a Albertino de Figueiredo en la universidad de Santiago de Compostela.
- Se han realizado varias tesis doctorales sobre este campo de inversión.
- Habían creado una asociación perteneciente a la CEOE (ASECI) para agrupar a las empresas del sector, dar publicidad, así como colaborar con el Estado en la regulación del sector.
- La calificación de solvencia de Dun & Bradstreet las ponía por delante de la muchos de los bancos españoles.
Afinsa (4.A1) Forum (5.A1) Banesto (5.A1) Bco Sabadell (5.A2) Bco Santander (5.A2) Bco Zaragozano (5.A2) (fuente D&B 2004)
- Sus operaciones eran aceptadas como pignoración en los bancos como garantía para solicitar un préstamo.
- Las empresas han pagado cientos de millones en impuestos y nosotros, los clientes, también. Señalando cuál era la fuente.

De verdad,

¿alguien nos puede decir que no era suficientemente claro que era un negocio “sólido”?
¿Alguien puede negar que el Estado, ante un negocio de tal magnitud debería haber ejercido un control más intenso, quizá sólo algún tipo de control?
¿No es un negocio de suficiente entidad tanto en tiempo, cuantía económica y número de clientes, como para que hubiera una regulación exhaustiva del sector?
¿Se puede imaginar alguna actitud más negligente por parte de un Estado?

B.  Bien por no estar justificado.

Este sería el supuesto más escandaloso.

Por un lado el daño irreparable que se ha causado a las empresas, que nos afecta directamente como clientes, al infligir un daño irrecuperable en la valoración de los bienes que poseían. Por otro lado, a 400.000 familias, no sólo hablamos de un daño económico, sino también moral y en la salud de todos los afectados, presentando muchos de ellos ansiedad, depresión, crisis familiares…

En cualquier caso resulta sorprendente el modo de realizarlo, creando un alarma social sin precedentes, entrando en las sedes centrales de estas empresas decenas de Geos armados con escopetas y metralletas, con las cámaras de televisión en la puerta para transmitirlo en directo, destruyendo todas las opciones de proteger el patrimonio de los clientes haciendo caer el valor de las empresas cotizadas un 86%, provocando una pérdida patrimonial de más de 600 millones de euros en sólo unas horas.

¿Realmente se perseguían con estas actuaciones proteger nuestros intereses?


 
Siguiente >